La piel atópica o dermatitis atópica es una condición de carácter genético que se caracteriza por sequedad, descamación e irritación de la piel. Esto se debe a que se carece de ciertas proteínas en la piel que funcionan como barrera protectora ante la pérdida de agua y ácidos grasos.

Quienes sufren de esta condición saben que deben atender su piel con cuidados intensivos y constantes para mantener a raya la sintomatología. Aunque llegue el verano y la exposición solar suele mejorar la condición de la piel, debido a que el sol tiene un efecto inmunosupresor disminuyendo la actividad del sistema inmune en la piel, es importante tomar mayores medidas en esta época.

(más…)