Las Islas Canarias no solo son conocidas por su clima paradisiaco y la belleza de sus paisajes, sino también por la belleza de sus mujeres que deja cautivado a cuanto visitante pisa las islas.

Modelos de trayectoria internacional como Patricia Yurena Rodríguez, Ariadne Ardiles, Aránzazu Estévez y Aída Artiles son solo algunas de los principales exponentes de la belleza Canaria. La lista de las que han cautivado al mundo en los más prestigiosos certámenes de belleza es mucho más extensa y solo basta recorrer las islas para darse cuenta de que el potencial es increíble.

Ante esto, es imposible no preguntarse ¿Qué comen las mujeres de Canarias para ser tan bellas? Tal vez para algunas personas resulte exagerada la pregunta pero lo cierto es que la alimentación influye mucho en nuestra calidad de vida. Además eso se refleja en nuestra estética y es por eso que tal vez en la dieta encontremos la respuesta a nuestro interrogante.

La dieta canaria

La alimentación de la población de las Islas Canarias se basa principalmente en los cultivos de las islas y en los frutos del mar, es decir que su dieta es básicamente “mediterránea”, la cual según diversos estudios, proporciona a los que la consumen, un elevado nivel de salud y calidad de vida. 

Los nutricionistas suelen decir que “somos lo que comemos y hemos comido” y de ser así, definitivamente la belleza de las mujeres canarias podría encontrar una explicación en su dieta.

Uno de los elementos fundamentales de la gastronomía canaria es el Gofio, una harina obtenida de la cebada tostada. Actualmente se prepara de diversas formas y se obtiene también de otros granos como el millo y el trigo.

Los potajes de verdura son tal vez el plato más común de las islas. El clima cálido todo el año invita a comer mayor cantidad de verduras y el potaje es una de las maneras típicas de servirlas. Existen una gran variedad de recetas de caldo cuyos ingredientes principales son las verduras.

En cuanto a los pescados, el mar de las Canarias cuenta con una gran variedad de pescados autóctonos y diversos mariscos. Los pescados son ricos en proteínas, vitaminas y ácidos grasos saludables aportando una gran cantidad de nutrientes a la dieta.

Por otro lado tenemos el cultivo de la vid, de los cuales se cultivan 33 variedades y el plátano, la fruta más consumida entre la población canaria. Ambos son productos de exportación y por eso están muy presentes en su dieta. Pero también se cultivan gran cantidad de frutas tropicales como higos, aguacates, mangos, papayas y diversas frutas de temporada.

Un clima que invita a comer liviano

En cualquier otra parte del mundo, con la llegada de la temporada estival, se reemplazan las comidas pesadas y calóricas del invierno por alimentos más frescos y livianos. Pero en Canarias, nunca es invierno, al menos no de la manera que lo conocemos. El clima es generoso todo el año con temperaturas medias de 25°C

Eso les da la posibilidad de comer platos ligeros a base de frutas, verduras frescas y pescados recién sacados del mar y menos cantidad de comida calórica o procesada, lo que sin dudas impacta en la calidad de vida y la vitalidad de la población canaria. 

A esto hay que agregarle que sus habitantes pueden disfrutar de la playa y de realizar actividades al aire libre los 365 días del año. Esto nos ayuda a entender porque sus mujeres pueden presumir de una belleza sin igual.

Ellas disfrutan de los beneficios de este tipo de dieta a la vez que tornean sus cuerpos realizando actividades al aire libre como senderismo, trekking, ciclismo, windsurf, kayak y diversos deportes de playa, lo que les permite mantenerse delgadas, atléticas, tonificadas, bronceadas, alegres y radiantes.