La soja fermentada podría ser un sustituto de la proteína en la dieta de lechones destetados

En Estados Unidos ya se está comercializando como ingrediente de las dietas estárter

La fermentación de la soja elimina algunos de los factores antinutricionales responsables de que se restrinja su uso como ingrediente en la dietas de lechones destetados, como pueden ser los oligosacaridos y ciertos antígenos, por lo que podría utilizarse como sustituto de la proteína en la alimentación animal.
La harina de soja fermentada en la presencia de Aspergillus oryzae y Lactobacillus subtilisestá disponible desde hace poco en el mercado estadounidense. Para ayudar en la formulación de dietas que contengan harina de soja fermentada, investigadores de la Universidad de Illinois han determinado la digestibilidad de la energía y aminoácidos en estos ingredientes.
Según Hans Stein, profesor de Ciencia Animal, la harina de soja fermentada contiene muy pocos factores antinutricionales y, además, los lechones recién destetados la toleran muy bien, pero parece que hay una falta de datos respecto a la digestibilidad de la energía y de aminoácidos, por lo que Stein y su equipo se propusieron determinar estos valores.
Para ello llevaron a cabo dos experimentos: en el primero han determinado la concentración de energía digestible, metabolizable y neta de la harina de soja fermentada. En el segundo, determinaron la digestibilidad ileal estándar de la proteína bruta y de los aminoácidos. En ambos estudios incluyeron la harina de soja convencional y la harina de pescado para hacer las comparaciones.
El proceso de fermentación de la harina de soja elimina los azúcares y los oligosacáridos. La sacarosa se digiere fácilmente por los credos y los oligosacáridos son casi completamente fermentados. Cuando se eliminan, la harina que queda contiene un gran porcentaje de fibra, que reduce la digestibilidad de la energía de la dieta.
La digestibilidad de la proteína bruta y de los aminóacidos en la harina de soja fermentada es igual o superior a la de la harina de soja. Los valores de digestibilidad para la mayoría de los aminoácidos fue mayor en la harina de soja fermentada que en la harina de pescado.
Stein dijo que los resultados indicaban que la harina de soja fermentada puede sustituir a la harina de pescado en las dietas estárter de los lechones, sin que ello afecte negativamente al contenido energético o a la digestibilidad de aminoácidos de la dieta.
Son este nuevo ingrediente en el mercado estadounidense, los productores tienen otra opción para proveer de proteína a los cerdos destetados.
El estudio se ha publicado recientemente en el Journal of Animal Science,